Direccion

Cono Sur Tacna Perú

Teléfono

+51 952638949

Email

ventas@tvsensacionperu.com

El caso de Gypsy Rose, la joven que fingió cáncer, mató a su madre y saldrá libre en 2023

Este atroz episodio impactó en Estados Unidos por demostrar que una persona inofensiva no siempre es lo que aparenta.

Estados Unidos quedó conmocionado en 2015 por el caso de Dee Dee Blanchard, quien fue obligada no solo a tomar una silla de ruedas, fingió un cáncer e incluso tomar medicamentos que no le correspondía.

Este atroz hecho hasta influyó para que en el 2019 se realice la serie The Act. Un mensaje contundente colgado en la cuenta de Facebook de su madre: “Esa perra está muerta” en horas de la madrugada generó la alarma de sus seguidores y la entrada para investigar este aterrador caso.

¿Cómo comenzó esta historia?

Este caso se inició cuando Gypsy Rose, a los tres meses de vida, fue llevada por su madre al hospital al tener dudas si tenía complicaciones con su sistema respiratorio. Luego de pasar por un diagnóstico debió contar con aparato respiratorio. Sin embargo, no se quedó con ese resultado y fue a buscar una segunda opinión. Empezó a utilizar una silla de ruedas después de que su madre les dijese a sus familiares que tenía un trastorno cromosómico y que no se desarrollaría como los demás niños.Los médicos indicaron que Dee Dee tenía el síndrome de Munchausen by proxy el cual se caracteriza por inventar síntomas falsos o provoca reales para aparentar el menor no está bien de salud. Asimismo, la madre inventó, que tenía epilepsia o la distrofia muscular.  Al recibir una medicación el cual no le correspondía sufrió, la caída de sus dientes sin dejar de mencionar que la niña no le iba bien en la escuela.

La leucemia como motivo de engaño

Dee Dee no se quedó con tranquila al conocer la condición de su hija, tomó un pasó más adelante y aseguró que su progenitora padecía de leucemia y por eso le rapó la cabeza. Su caso hasta recibió hasta ayuda económica de beneficencias sin fines de lucro como brindarle viajes gratuitos a Disneylandia.

Pero los hijos crecen y no toda la vida no iban a ser niños. A medida que su hija cumplía más años para controlarla, se agarró de la violencia y hasta fue capaz de encadenarla en su cama dos semanas al tratar de escapar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp
masare
La U y el peor partido del año: perdió con Botafogo el invicto y presionado en la Copa Libertadores
baby
¡Orgullo peruano! Kimberly García ganó la medalla de oro en el Mundial de Marcha por Equipos
sokas
Jossmery Toledo festejó su cumpleaños 32 con tremenda fiesta y regresó a SJL en tren eléctrico